Estrategia de Negocios

Tres años en cifras

Que es la situación internacional la culpable de que las condiciones económicas en territorio azteca no vayan bien. Cuando hay reformas como la Energética, la Fiscal y la de Telecomunicaciones que marcan pauta.

La realidad es que sí, pero no. A tres años del gobierno de Enrique Peña Nieto podemos ver que la economía ha tenido grandes vaivenes, y no alcanzamos niveles de 5% ni se generan las plazas laborales que se requieren o se necesitan; que el sector empresarial aún sigue pasando estragos al no tener mejores condiciones fiscales.

Es cierto que la Reforma Energética, la de Telecomunicaciones y la Fiscal son un adelanto, aunque dos todavía tardarán en dar resultados y una necesita modificaciones para que su impacto tenga mayores beneficios en la economía interna.

Dado que, si bien es cierto, las condiciones internacionales no son nada favorables y afectan las condiciones nacionales, no podemos seguir culpando al mercado internacional de todo lo que pasa. Si tenemos un mercado interno fortalecido, el golpe sería menor.

Por lo pronto, aunque la economía mostró mejoría en su desempeño en junio, la realidad es que ello se dio después de tres desaceleraciones continuas. En cifras originales, el IGAE subió en junio 3.1% anual, desde 1.5% anual registrado un mes antes.

La actividad del sector primario decreció 2% anual, luego de recuperarse y aumentar 6.7% anual en mayo; la industria se tornó positiva, se expandió a 1.4% anual, luego de caer 1% anual de un mes antes, reflejando un crecimiento más intenso en la manufactura y ligera aceleración en la expansión de la construcción y en el segmento de electricidad, gas y agua.

Los cambios anuales del segundo trimestre frente al primero, en su serie original, arrojaron un crecimiento más débil en la industria, ésta creció 0.5% vs. 1.5%, lo que reflejó la actividad más moderada en la manufactura por los efectos de los feriados de semana santa, y el continuo decaimiento de la minería por la menor producción petrolera.

En el sector de la construcción la actividad fue la más lenta en un año. Las cifras también describieron a un sector servicios con muy pequeños avances.

Al igual que el Banco de México. Agustín Carstens anunció un nuevo pronóstico de crecimiento para México, entre 1.7% a 2.5% anual; la Secretaría de Hacienda, al mando de Luis Videgaray, rebajó a un rango de 2.0-2.8% su cálculo para el crecimiento de este año, desde la revisión pasada de 2.2-3.2 por ciento.

Así que es la segunda vez en el año que Hacienda reduce sus pronósticos para 2015, originalmente, en un rango de 3.2-4.2%, ante una marcha más lenta de su mayor socio comercial, Estados Unidos, y la menor actividad petrolera.

De ahí que, ante este entorno y ante los riesgos que están considerándose, a decir de Ernesto O’Farril, presidente de Bursamétrica, la Bolsa estadunidense puede seguir dando rendimientos interesantes a pesar del ajuste al alza gradual en las tasas y de la fortaleza del dólar; puede ser una buena apuesta el tomar posiciones en México considerando una nueva Reforma Fiscal que pudiera ser más amigable a la inversión y al empleo. En la Bolsa Mexicana vemos varios sectores muy atractivos para la inversión, particularmente los que tienen que ver con autopartes, con telecomunicaciones, con la energía, el sector financiero y algunas vivienderas. Las empresas de consumo, en el futuro, van a presentar reportes menos favorables.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: