Estrategia de Negocios

¿Un informe claroscuro?

Septiembre está a unos días y, con ello, el Primer Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, el cual es esperado por diversas cosas, entre ellas conocer si sigue con una estructura modernista y qué declaraciones prevalecerán.

Para las cúpulas empresariales la falta de inversión y de un subejercicio del gasto en el primer semestre del año, aunado a un entorno económico externo adverso, principalmente proveniente de Estados Unidos, será el gran causante de que la economía mexicana se encuentre en una desaceleración profunda, que ha generado que organismos nacionales y extranjeros modifiquen a la baja constantemente sus previsiones económicas para 2013.

El Banco de México, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), así como grupos financieros como Bank of America Merrill Lynch, Banorte-Ixe, BBVA Bancomer y Banamex tienen pronósticos de crecimiento por debajo de tres por ciento en este año.

En el caso del Banco de México la baja en su pronóstico de crecimiento es de las más fuertes, disminuye en un punto porcentual el PIB al pasar de un rango de entre tres y cuatro por ciento a un rango de entre dos y tres por ciento.

No obstante, el sector empresarial reconoce que hay voluntad política y una visión reformista del gobierno, pero aún no se traducen en resultados concretos, aunque sí sientan las bases para un crecimiento económico a futuro, con miras a la aprobación de dos de las tan anheladas reformas estructurales.

Para nadie es desconocido que se están dando las reformas que el gobierno ha propuesto y con un esquema político interesante, aunque es cierto que falta aterrizar las leyes secundarias de las reformas lo antes posible para detonar esta plataforma de desarrollo.

En fin, todo indica que la actual administración inició caracterizándose por un comportamiento claroscuro, si bien ha generado acuerdos políticos a través del Pacto por México para encaminar las reformas estructurales, ha tenido desaciertos, como fue el hecho de no aplicar el gasto para obra pública e infraestructura durante el primer semestre del año, lo cual aunado a la crisis de las desarrolladoras de vivienda, generó que el mercado interno se debilitara y que sea vulnerable ante los choques provenientes del exterior, deteriorando aún más las perspectivas de crecimiento para el año.

No es para menos, si consideramos que la falta de erogación del gasto público durante la primera mitad del año y la crisis que enfrentan las desarrolladoras de vivienda ha afectado el crecimiento económico del país y creemos que en el segundo semestre del año no habrá un repunte económico.

Los efectos de las reformas no llegarán sino hasta 2015; muchas de éstas no surtirán efecto en el corto plazo, así que seguro será un Primer Informe alentador, prometedor y con grandes retos.

Donde es cierto que el Poder Legislativo tendrá que ver mucho en los siguientes pasos, aunque también el gobierno federal en su proceso de negociaciones.

Así que no habrá que perder de vista este suceso que está por llegar.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: