Estrategia de Negocios

Un mal para la economía

Echarle un vistazo a la economía del país y el por qué no crece por arriba de 5% es también voltear a ver parámetros como el salario mínimo, cifras que nos dejan con la boca abierta y con un camino largo por recorrer como país.

Más cuando nos encontramos que en la actualidad el salario mínimo sólo equivale en términos reales a la tercera parte de lo que se obtenía en 1982; es decir, se perdieron más de dos terceras partes de su valor y luego se erosionó más de 7% hasta 2009.

Ello, volteando a ver las cifras al alcance en el INEGI, incluso en instituciones como la Comisión Económica para América Latina, a través de las cuales podemos resaltar que en los últimos diez años el salario mínimo en México muestra una pérdida promedio de 5%, y a partir de 1996 se estancó.

Incluso hay quien asegura que el salario mínimo dejó de cumplir su objetivo original  establecido en la Constitución, dado que la pérdida del poder adquisitivo es de hasta 300 veces, de frente a una inflación que ha encarecido los precios, no sólo de la canasta básica, sino de todo en el territorio nacional.

Si a ello le sumamos que los costos que han tenido que enfrentar los mexicanos a través de los ajustes fiscales, la economía personal no termina de estabilizarse cuando ya sufre un descalabro. O cómo explicar que mientras que la expectativa de crecimiento es mayor en países emergentes como Brasil, Chile y Perú, en México los trabajadores, si bien les va, apenas pueden aspirar a un crecimiento de tres por ciento.

Nada sencillo cuando se enfrenta una política restrictiva que se mantiene desde los años 80 para controlar la inflación y favorecer las exportaciones hacia Estados Unidos con el fin de competir con China.

De ahí la premura de que puedan buscar esquemas globales; es decir, que la homologación del IVA se aplique a cambio de un menor golpe fiscal a los contribuyentes cautivos.

A fin de cuentas, el mejorar la economía de un país también se traduce en la mejora de la economía de las familias; de lo contrario, seguiremos viendo el ranking como el del Banco Mundial, que mide 125 economías y en el que el lugar número uno es para el país con el salario más bajo. México se posiciona en el lugar 55, con mil 332 dólares anuales en los que se tasó al salario mínimo, lo cual es de alarmarse, si consideramos que México, con Corea del Sur, tenían niveles de rezago muy semejantes en muchos aspectos, y hoy el territorio nacional se encuentra rezagado.

Y es que mientras que el país asiático apostó por una estrategia de inversión en capital humano, México lo hizo basado en la explotación de sus recursos naturales y el mercado potencial con Estados Unidos.

En fin, hoy día conocemos el resultado: mientras Corea del Sur es una de las principales economías del mundo, México sigue igual que hace tres décadas: estancado. Vaya estrategias, ojalá que autoridades y sector empresarial comiencen a hacer estrategias en serio; de lo contrario, estas cifras serán el peor enemigo del crecimiento como país.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: