Estrategia de Negocios

Una industria maquiladora

Lo chocolate debe tener un freno, porque podría mandar a otra industria mexicana a transformarse en simple maquiladora.

Me refiero al sector de camiones. En los últimos diez años el panorama cambió de forma paulatina, el pero es que fue en picada. Mientras el promedio de camioneschocolate que entraban a México era de seis a diez nuevos, hoy la estadística cambió radicalmente y, a decir del gremio formal, hoy los camiones que entran de forma ilegal a territorio azteca es de 11 a diez nuevos.

Situación que ya pone en disyuntiva a la formalidad. Padecimiento que se sigue agudizando no sólo por la ilegalidad, sino por los camiones que entran de forma ilegal y, en su mayoría, con una edad de 15 años, que además no atraviesan por ningún esquema de seguridad ambiental y menos de supervisión para que entren a ser revisados, mecánicamente hablando.

Pero este gremio de automóviles no entraron al esquema de chatarrización. El gran problema es que no se ha actualizado el asunto conforme a la inflación. Eso dicen quienes ostentan un camión ilegal.

Y es que lo que busca esta parte de los automovilistas es que los incentivos fiscales para cambiar sus camiones chatarra es que se eleve a 250 mil pesos, casi 50 por ciento más de lo que se autorizó desde un inicio.

En fin, mientras esto sucede, la realidad es que un sector se encuentra en disyuntiva. La pregunta es si todavía existe la posibilidad de que se tomen medidas correctivas al respecto, comenzando por aduanas o frenos a la entrada de este tipo de camiones. La respuesta es sí. El meollo es, ¿se hará algo? Habrá que seguir de cerca a este sector.

Así como la decisión que habrán de tomar las autoridades , entre ellas la Secretaría de Hacienda, que encabeza Luis Videgaray; la de Economía, al mando de Idelfonso Guajardo, y las autoridades aduaneras.

Por la IP

Indiscutiblemente la inversión privada es uno de los motores de la economía mexicana. La pregunta es si se establecerán mecanismos que permitan detonarla de forma considerable.

Por lo pronto, el reporte Recsa, de la compañía regiomontana de Humberto Armenta, pone en foco rojo la importancia de que en México se voltee a ver al sector empresarial con mayor seriedad.

O cómo explicar que de los más de siete billones de pesos proyectados en el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, 1.3 billones van para Comunicaciones y Transportes; donde el sector privado aportaría 762 mil millones de pesos y el gobierno federal, al mando de Enrique Peña Nieto, 455 mil millones de pesos.

Un 29% de esos recursos está específicamente destinado a desarrollar al país como plataforma logística multimodal, algo así como 389 mil millones de pesos. Hablamos de la interconexión de puertos, carreteras y vías férreas, que mueven prácticamente la totalidad de la carga en el país.

Por si fuera poco, el retraso de un día en la entrega de productos, puede significar en términos agregados 1% de las exportaciones; en contraste, ganarle un día a los tiempos de entrega con logística eficiente representa un incremento en el comercio de 4.5 por ciento. La pregunta es, ¿se hará algo para crecer más rápido?, pues para nadie es desconocido que invertir en infraestructura para la logística no sólo es prioridad, sino una necesidad para evitar que México siga rezagándose. ¿Será ello posible?, ojalá que sí. Si no, espere a conocer más datos al respecto.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: