Estrategia de Negocios

Una rayita más en productividad

Como si México no fuera un país que no está calificado entre los mejores en materia de productividad, ahora la falta de descanso al 100 por ciento se suma a este padecimiento.

Ya se habla de que las vacaciones en la oficina o sin descanso al 100 por ciento se han vuelto cada vez más comunes, lo cual podría repercutir en una baja en la calidad de mano de obra y en la productividad de las empresas.

En este periodo de verano, la firma Regus arroja cifras que hay que tomar en cuenta, como  que 90% de los mexicanos permanecerá conectado a su trabajo vía internet; 39% trabajará entre una y tres horas diarias, mientras que 25% lo hará más de tres horas.

Aunado a estos datos, se tiene el registro de que los mexicanos rebasan la media mundial en cuanto a trabajo durante vacaciones por más de tres horas, en el resto del mundo sólo 17% de los profesionistas trabajaría en esos días de descanso, lo que coloca a los mexicanos 8% por arriba.

Así que, con un promedio de 12 días de vacaciones al año, los mexicanos desaprovechan dos días al año, siendo la falta de planeación, preocupaciones y olvido las principales razones.

México no es la excepción, aunque en el mundo se reciben 20 días de vacaciones en promedio, también se desaprovechan días de descanso, 8% de los trabajadores culpa a la atmósfera de sus lugares de trabajo, porque afirman que tomar sus días de descanso puede ser visto negativamente en su empresa.

Aunque existen otras razones: 25% de los trabajadores dice que le gusta acumular días por viajes posibles en el futuro, dificultad para programar vacaciones es otro mal, cobrar por días inutilizados, la preocupación de no poder costear unas vacaciones y falta de planificación se suman a esta lista.

El país con más días de vacaciones otorgados a sus empleados es Francia con 30 y no desaprovechan ninguno, aún con esta cantidad de días libres, 90% concuerda con que necesita más vacaciones.

Pemex vs. Repsol

Pemex, al mando de Emilio Lozoya, sigue dando pasos en firme, logró la colocación del 7.86% del capital de Repsol, a un precio de 20.10 euros por acción.

Lo cual se traduce en el inicio del proceso de desinversión de los títulos accionarios que mantiene grupo Pemex en la empresa petrolera Repsol.

Ante el nuevo entorno en el que se desarrollará Pemex tras la aprobación de la legislación secundaria derivada de la Reforma Energética, se considera que la desinversión de la posición accionaria en Repsol permitirá una mejor asignación de recursos financieros en proyectos e inversiones con mejores expectativas de rentabilidad y de generación de valor económico para México.

Además de que dicha decisión de desinvertir en Repsol obedece a la baja rentabilidad de las acciones obtenida por la actual administración y a diferencias con sus prácticas de gobierno corporativo.

No habrá que perder de vista los pasos de Pemex, puesto que seguirá dando mucho de qué hablar.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: