Estrategia de Negocios

Urgen reformas en afores

La falta de una cultura de ahorro es el mayor de los problemas económicos y sociales que puede enfrentar el país en el mediano plazo.

Sin embargo, las reformas a las pensiones se han quedado en el tintero. Aunque es por demás sabido que son apremiantes, incluidas las afores, no parece ser un tema amigable políticamente hablando, y nadie quiere dar el primer paso.

Carlos Noriega, presidente de la Amafore, destaca que se busca que en el siguiente periodo de sesiones, con el Congreso renovado, se aborde el tema y saque adelante.

De lo contrario veremos, antes de 2050, cómo la primera generación que reciba el dinero de su afore estará desilusionada al no poder hacer frente a sus necesidades como personas jubiladas, y estarán fuera de la vida económicamente activa, pero requerirán empleo para subsistir.

Aún más, veremos un país de viejos-pobres, y de jóvenes que deberán enfrentar niveles de impuestos al doble de lo que hoy se paga, para poder hacer frente como país al mantenimiento de programas de apoyo a las personas de la tercera edad.

Aunque las afores arrancaron en 1997 y han venido funcionando correctamente, es una realidad que para las condiciones económicas, el incremento en el tiempo de vida y la falta de una cultura de ahorro, se requerirán nuevos esquemas. Comenzando por incrementar en, por lo menos, 12% el nivel de ahorro de los trabajadores, de forma paulatina. Trabajador, empleador y gobierno deberán tener una participación en el proceso.

El esquema de ahorro tendría que ser flexible, para que los beneficios no se den en el largo plazo sino en el corto y mediano plazos. Igual, regresar los beneficios fiscales por el ahorro, en todos los niveles salariales.

Además, establecer mecanismos más sencillos en los programas de ahorro. Por ejemplo, las tiendas de conveniencia pueden servir de canal. Para ello, requieren de ajustes en sus esquemas de seguridad.

Se necesita de más campañas para concientizar sobre la importancia del ahorro seguro para el largo plazo. Los pasos a seguir en pro de un programa de ahorro están más que detectados, pero debe darse el banderazo de salida y se asuma el costo político.

A nadie le gustará ver reducido su sueldo, así que la campaña de información deberá venir de la mano. Pues si bien es cierto, en México el ahorro equivale a 14% del PIB, la realidad es que aún estamos en pañales, de frente a países, como Chile, donde el nivel de ahorro de sus habitantes es de 50 por ciento.

La tarea por hacer es mucha y es mejor comenzar ya, de lo contrario tendremos una bomba de tiempo que, de todas formas se tendrá que atender.Pero, ¿cuál es la problemática real y cuál es el rendimiento de las afores? Pueden mejorar, pero hasta ahora parece que no se ha premiado el ahorro. De ello le platicamos mañana.

Porque el tema debe ser una prioridad nacional e iniciativa privada y sociedad tomen su responsabilidad. Hoy día sólo 40% de la PEA trabaja en la formalidad y de ésta sólo 60% podría aspirar a una pensión.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: