Estrategia de Negocios

Vitivinícolas sin vacaciones

Ahí viene el lobo. Como la fábula del lobo, parece que la industria vitivinícola, que ha cantado mucho el tener un trato diferenciado, en pro de disminuir los niveles de gravámenes especiales, dado que no son una bebida con alcohol, su petición quedará para más adelante.

Por lo menos este 2013 las cosas, en el mejor de los casos, podrían quedar como hasta ahora, dejándolo tal vez para el próximo año; claro, si no se politiza el tema y éste queda para la siguiente administración. Hablamos de la tan anhelada disminución o eliminación del IEPS.

Por lo pronto, la industria vitivinícola ya redobla el paso, a fin de que se le voltee a ver en serio hacia el cierre de año, es decir, en septiembre, cuando inicia el periodo de sesiones. Así que, lejos de visualizar vacaciones, buscan consolidar gestiones.

A la par de retomar e incluso impulsar en la Cámara de Diputados la iniciativa de ley para eliminar el IEPS, a fin de cuentas, el gremio, al mando de la Asociación Mexicana Vitivinícola, que preside Luis Cetto, busca establecer un programa integral que contemple beneficios fiscales a cambio de una mayor inversión en dicho sector, además de asesoría a los pequeños y medianos industriales.

El gremio avanza con la convicción de que la innovación sea la herramienta más poderosa para competir con el vino de importación, aunque el rival más fuerte es el precio, donde los impuestos y pagos los ponen en disyuntiva y, en muchos casos, en jaque.

Y es que 70% del consumo de vino en México, aunque va en ascenso a doble dígito, está atendido por las firmas extranjeras, dejando a las nacionales en disyuntiva para poder crecer a la par. Más cuando, además del precio, la tramitología no está a su favor.

Por lo pronto, este 2013 la tasa de crecimiento de los industriales mexicanos será de un cuatro a cinco por ciento.

No habrá que perder de vista los pasos de este gremio que, desde hace casi diez años, se encuentra dando mucho de qué hablar por el ya merito en el que viven por lograr un trato diferenciado con las bebidas alcohólicas.

Habrá que ver si ahora sí el Congreso da el visto bueno a la iniciativa para eliminar el IEPS, impuesto especial que hoy deja en jaque al vino mexicano, al comercializarse hasta 50% por arriba de la competencia, provocando que 70% del costo de una botella sea para pagar impuestos, insumos y tramitología.

En fin, la realidad es que esta industria lleva más de seis años gestionando la posibilidad de que se le dé un trato diferenciado sin llegar a nada; por el contrario, se ve cada vez más oprimida por una competencia en la cual los vinos argentinos, chilenos y españoles toman cada vez más ventaja.

Habrá que estar atentos con este sector, pues está por tomar decisiones en pro de salir adelante, pero es una realidad que necesita de apoyo pues, aunque a la zona vitivinícola de Ensenada no se le puede considerar de escala internacional, no como sitio, sí en nivel y calidad de viñedos.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: