Estrategia de Negocios

¿Y la salud, para cuándo?

Si hay una buena reforma de salud, bien estructurada y que visualiza modificaciones en lo administrativo como en lo operativo, entonces, por qué no se le ha tomado en cuenta, mas cuando se trata de una reforma hecha y avalada por la titular de la Secretaría de Salud, Mercedes Juan.

Todo parece indicar que ha sido por tiempos y la puesta en operación de reformas por demás importantes, me refiero a la energética, fiscal y de telecomunicaciones, pero la de salud no debe quedar para después, ya que hablamos de instituciones de salud pública que están quebradas y que, pese a los ajustes que realizan sus directivos actuales, si no hay cambios en la estructura no habrá dinero que alcance para curar a los enfermos.

Así que la reforma de salud, además de darle orden a la parte administrativa para generar ahorros, también debe ver la parte del derechohabiente, a fin de que pueda tener un seguro público homologado, estandarizado y de mayor calidad.

Nos dicen, que dicha postura que se ha manifestado desde inicios al interior de la directiva de la Secretaría de Salud, es entendida por las autoridades, sin embargo por tiempos se habla que sólo podrían darse cambios en lo administrativo, para que los ingresos del sector salud, sean más eficientes, lo cual, por supuesto es por demás apremiante, el gran “pero” es que se olviden los adelantos en materia de derechohabiente y servicio.

Por lo pronto, 2014 pasará como un año sin pena ni gloria en avances legislativos en materia de salud, y aunque se dan pasos interesantes con la apertura de hospitales, reducción de costos y compras de medicamentos masivas, lo que realmente se requiere se queda en el tintero, sin que haya fecha establecida para su análisis.

Esperemos que las coordenadas en materia de salud mejoren, si es que se quiere ver la portabilidad de servicio, que los recursos alcancen, que la infraestructura mejore y se utilice al máximo, que el servicio sea eficiente y se profesionalice, así como ver que la tecnología se convierte en un gran aliado, habrá que esperar a que la reforma de salud sea un tema de agenda y su pase de salida esté dentro de los primeros meses de 2015.

De lo contrario, se tendrá sólo el primer cuatrimestre de 2015 para que el sector salud pueda tener una reforma de fondo y forma, y la Secretaría de Salud, al mando deMercedes Juan; la Secretaría de Hacienda, que encabeza Luis Videgaray, y el IMSS, que comanda José Antonio González Anaya, la echen para adelante.

Para evitar que ahora sea esta reforma la que tenga que quedarse como uno de los pendientes para los próximos sexenios. Tal fue el caso de la Reforma de Turismo (casinos) que en 1997 quedó en la antesala debido a que se le dio prioridad a la reforma de seguridad social, que hablaba de los ahorros de los trabajadores, dando paso a la creación de las afores.

En fin, la moneda está en el aire, ojalá caiga y pronto, en pro de que se tenga una reforma de salud pública, de lo contrario es bien sabido que con el inicio de la época política, las reformas pendientes se politizan tanto que simplemente se quedan en el tintero.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: