Estrategia de Negocios

¿Y las pensiones?

¿Se imagina sólo vivir con 30% de su sueldo actual? Parece que en el mejor de los casos la mayoría de los mexicanos podría vivir esta situación después de los 65 años, si el gobierno federal, la iniciativa privada y la sociedad mexicana no hacen algo ya.

El tema es añejo, y las partes involucradas saben de la gravedad de éste, pero no parece que se tomen medidas de raíz. Pese a que el nivel de ahorro de 6.5% que hoy registran las afores no es suficiente, menos cuando una persona comenzó a ahorrar a los 40 años de edad, las comisiones que cobran estas instituciones todavía pueden ser caras en sus letras chiquitas y la sociedad no parece preocuparse por saber de qué vivirá después de que concluya su vida laboral, pues parece que los pequeños negocios alternos son la solución.

Lo cierto es que en México el sistema de pensiones no ha sufrido modificaciones más allá de las establecidas en 1997, cuando nacen las afores, pese a que el mercado potencial ha crecido, la vida de las personas se ha incrementado por lo menos diez años y hay personas que no se encuentran en un esquema social que por lo menos avale un programa de ahorro de largo plazo.

Así que los retos son muchos, más o menos tendríamos que crecer el doble en cuanto a ahorro en materia de pensiones, establecer programas obligatorios, incluso hay quien dice que ya se debe visualizar una partida presupuestaria para este padecimiento.

Y es que en la actualidad el principal ingreso de las familias es variable con partes fijas mucho más pequeñas, siendo sus aportaciones al retiro variables. Dejando muy por debajo de las necesidades los salarios que pudieran percibir al momento de su retiro, y provocando una problemática costo-país.

Porque el bono demográfico cada vez es más alto. En 1990 había 3.5 millones de personas mayores de 65 años; en 2013 el nivel era de 7.5 millones de personas adultas y si sigue la perspectiva igual, se estima que en 2050 habrá 25 millones que serán adultas, reflexión que se tendría que poner en la mesa de análisis en serio, porque los programas de apoyo a los adultos mayores que hoy están vigentes simplemente no serán suficientes.

En fin, ojalá que el tema ya tome la relevancia que necesita en las diferentes entidades del gobierno federal, en el Congreso y en la misma iniciativa privada, para que se puedan establecer incentivos al ahorro de largo plazo, y no mitigarlo como sucedió con la reciente reforma fiscal.

Porque, aunado a ello, hay candados que no hacen atractivo el ahorro de largo plazo, tal es el caso del cobro que se tiene en las aportaciones voluntarias.

Así que no habrá que perder de vista el tema, que si en los 90 movió la economía el famoso Fobaproa, el tema de las pensiones podría ser un terremoto para la economía si no se hace algo ya.

Donde también se da un revés es en el sector salud, donde las principales instituciones, el IMSS, bajo la dirección de José Antonio González Anaya, y el ISSSTE, que comanda Sebastián Lerdo de Tejada, no parecen tomar medidas al respecto. ¿Será que no es grave? De este tema le platico mañana.

About the author

Marielena Vega

Marielena Vega
@marielenavega
Periodista financiera, columnista en @eleconlmista, conductora en #IndiceEconómico ADN40, cofundadora de SDYAmor 889fm ACIR, directora y fundadora de revista ZAFO única revista de finanzas para niños, y directora editorial de la revista de derecho laboral patronal Evidenicas.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: